¿Es la Biblia Realmente la Palabra de Dios?
por Rich Deem

Contenido

La Cura Correcta para la Enfermedad

John Warwick Montgomery nos cuenta una parábola:

Un gran rey (Dios) tuvo a un hijo (el género humano) que había crecido fuera del contacto con su padre. Al peregrinar en una provincia distante el hijo cayó seriamente enfermo. El doctor que lo acompañaba (la razón) fue incapaz de tratar la enfermedad, pero el rey, enterándose del aprieto de su hijo, envió instrucciones (el evangelio) para la curación del muchacho. Sin embargo, los numerosos enemigos del rey también descubrieron lo que sucedió, y asimismo ellos enviaron remedios - pretendiendo que venían del rey - que fueron realmente venenosos (las opciones religiosas y filosóficas nos Cristianas). La solución del hijo para este dilema fue evaluar los remedios por medio de tres pruebas: Primera prueba, lo que cada remedio reveló acerca de su padre (siendo hecha la comparación con la semejanza que poseía el hijo mismo con el padre); segunda prueba, cómo exactamente describió cada remedio la naturaleza de la enfermedad; Y la tercera prueba, que tan atinados parecieron ser los diversos métodos curativos. Con la ayuda del doctor, el hijo finalmente hizo su decisión en términos del remedio que mejor satisfizo todas las tres pruebas. (1)

Montgomery propone tres pruebas. La primera prueba es "Lo que cada remedio reveló acerca del padre del hijo. La prueba de la creación (2) argumenta sólidamente a favor de la existencia de un Dios que es personal, poderoso, eterno, sabio, y moral. La Biblia declara todos estos atributos de Dios.

La segunda prueba de Montgomery es "que tan exacto describe cada remedio la naturaleza de la enfermedad". Muchas de las religiones liberales y humanísticas ponen énfasis en la bondad básica de la naturaleza del hombre. Dicen que la corrupción viene de la sociedad. Esto va en contra de los hechos de la historia y la lógica. La historia revela que el hombre no es básicamente bueno; Él es básicamente egoísta y pecaminoso. El punto de vista liberal es también ilógico porque la sociedad es un grupo de gente individual. El culpar la situación del mundo sobre la sociedad es inculparla sobre las personas. Esto es exactamente lo que la Biblia enseña: "Pues todos han pecado y están destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3:23).

La tercera prueba de Montgomery es "que tan acertados parecen ser los diferentes métodos curativos". Si Dios se ha revelado a Sí Mismo en forma de proposición, esa revelación tendría ciertas propiedades debido a Su conocimiento infinito y a su perfección moral:

  1. Sería enteramente verdadero -Su conocimiento infinito impediría errores y Su veracidad lo guardaría del engaño.
  2. Sería una unidad coherente, por consiguiente no auto-contradictoria.
  3. Contendría la voluntad de Dios para el hombre y proveería la motivación para vivir según esa voluntad (3).

Dios se ha revelado a Sí Mismo en la Biblia sin error. La Biblia misma reclama esta infalibilidad (2 Timoteo 3:16-17 (4); Mateo 5:18 (5); Etc.). Consideremos algunas de las pruebas para la afirmación de la Biblia de que es la Palabra infalible de Dios.

atrás

La Evidencia Arqueológica

La primera prueba que tenemos que testifica por la fiabilidad de la Biblia es la prueba arqueológica. Nelson Glueck, un respetado arqueólogo Judío, declara: "Se puede afirmar categóricamente que ningún descubrimiento arqueológico nunca ha contradicho una referencia bíblica". (6) Los liberales hicieron reclamos descabellados en contra de la Biblia cien años atrás pero ahora están callados. Esto no es cierto de otras religiones. El alegato Mormón para la inspiración del Libro de Mormón ha sido categóricamente condenado por el Instituto Smithsoniano por las falacias demostradas por la arqueología; esto no es así con la Biblia. A.N. Sherwin White, un respetado historiador clásico en Oxford dice acerca del libro de Hechos, así: "Para Los Hechos la confirmación de su historicidad es abrumadora...cualquier intento para rechazar su historicidad básica aun en las materias de detalle deben ahora parecer absurdos" (7)

atrás

La Historicidad de Jesús

Un caso en cuestión es la historicidad de Jesús. Aunque muchos ateos manifiestan que Jesús nunca vivió, él es mencionado por muchos historiadores contemporáneos no Cristianos. Consideremos la evidencia.

Flavio Josefo, un historiador Judío del primer siglo escribió de Jesús y los Cristianos:

"Así es que él [Anano, hijo de Anano, el sumo sacerdote] reunió de jueces el sanedrín, y trajo ante él al hermano de Jesús, que era llamado Cristo, cuyo nombre fue Santiago, y algunos otros (o algunos de sus compañeros) y cuando él había formado una acusación contra ellos, los entregó para ser lapidados." (8)

Otros escritos Rabínicos Judíos, incluyendo a Rabbi Eliezer y escritores del Talmud, hablan de Jesús y sus milagros. Sorprendentemente para muchos ateos, ellos nunca negaron que los milagros ocurrieron, pero trataron de explicarlos como resultado del mal (9). Más información acerca de Jesús en la Talmud puede ser hallada en Jesucristo En El Talmud.

Cornelio Tácito escribió sobre Jesús y los Cristianos del primer siglo en sus Anales (una historia del imperio Romano):

"Christus, de quien el nombre tuvo su origen, sufrió la pena extrema durante el reinado de Tiberio a manos de uno de nuestros procuradores, Poncio Pilato". (10)

Talo, un historiador samaritano, escribió en el 52 D.C tratando de dar una explicación natural para el terremoto y la oscuridad que ocurrió en la crucifixión de Jesús. Mara Bar- Serafón escribió una carta a su hijo en el 73 DC que cuenta de las muertes de Sócrates, Pitágoras, y de Jesús, "¿Qué ventaja ganaron los Judíos por ajusticiar a su sabio rey?...tampoco el rey sabio murió para siempre; él siguió viviendo en la enseñanza que había dado". Jesús es también mencionado por Flegón, un historiador del primer siglo, Luciano de Samosata (en Los Peregrinos de Paso), y Plinio Segundo, (Plinio el Joven).

Los eruditos han hecho declaraciones tales como, "ningún erudito serio se ha aventurado a postular la no historicidad de Jesús". (11) La última versión de la Encyclopedia Britannica dice en su discusión de los múltiples testigos extrabíblicos:

"Estos registros independientes prueban que en épocas remotas "aun los adversarios del Cristianismo nunca dudaron de la historicidad de Jesús, la cual fue disputada por primera vez y sobre bases inadecuadas por varios autores a finales del siglo 18, durante el 19 y al principio del 20. (12)

Inclusive el ateo H.G. Wells habló de Jesús, "... uno está obligado a decir, "Aquí había un hombre. Esta parte de la historia no pudo haber sido inventada". (13)

atrás

La Evidencia Científica

Reciente evidencia científica se está añadiendo a la evidencia que apoya la fiabilidad de la cronología bíblica de las Escrituras. Este estudio demostró la fiabilidad del registro Bíblico en relación con las plagas Egipcias y la desaparición de Jericó.

Los Drs. Hendrik J. Bruins y Johannes Van der Plicht reportaron en la prestigiosa publicación Británica, Naturaleza (14), que la destrucción de Jericó fue fechada para 1580 (+ / - 13 años) A.C. (Usando el fechado del C-14). Esta fecha es significativa, puesto que varios arqueólogos han insistido que Jericó fue destruido por los egipcios entre 1550 y 1300 Antes de Cristo. Los estudios recientes desacreditan la teoría egipcia, puesto que la fecha es demasiado antigua.

Lo que es aun más emocionante es que los científicos, usando el fechado del C-14 , y los anillos de los árboles, han encontrado evidencia de una explosión volcánica de la isla Egea de Tera, la cual recientemente ha sido fechada para 1628 A.C. (15). Esto colocaría la explosión 45 años antes de la destrucción de Jericó, en un tiempo que fortuitamente corresponde para el tiempo de las plagas que el Señor desató en Egipto. Revise Éxodo 10:

Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano hacia el cielo, para que haya tinieblas sobre la tierra de Egipto, tanto que cualquiera las palpe. Y extendió Moisés su mano hacia el cielo, y hubo densas tinieblas sobre toda la tierra de Egipto, por tres días. (Éxodo 10:21-22)

Los investigadores comentaron que la diferencia de 45 años en los acontecimientos era más bien espectacular.

atrás

La Singularidad y la Unidad de la Biblia

La siguiente prueba es la singularidad y la unidad de la Biblia. La Biblia fue escrita por más de 40 autores que provinieron simplemente de cada posición social concebible, pescadores, reyes, un mayordomo, sacerdotes, y un recaudador de impuestos. Los 66 libros de la Biblia fueron escritos en un intervalo de 1,500 años en tres idiomas en tres continentes con un tema y sin contradicciones. C.J. Sharp captura bien este milagro:

"Si un fragmento de piedra fuera encontrado en Italia, otro en Asia Menor, otro en Grecia, otro en Egipto, y así sin parar hasta que sesenta y seis fragmentos hubiesen sido encontrados; y si éstos, cuando fueran colocados juntos encajaran perfectamente, haciendo una estatua perfecta de Venus de Milo, sin haber un artista o un científico presente, se tendría que llegar inmediatamente a la conclusión de que hubo originalmente un escultor que concibió y esculpió la estatua. Las mismas líneas y perfecciones probablemente determinarían cuál de los grandes artistas antiguos esculpió la estatua. No sólo la unidad de las Escrituras, sino sus líneas de perfección, sugieren a Uno muy por encima de cualquier humano como el autor verdadero. Ese no podría ser ninguno excepto Dios (16)."

atrás

La Evidencia Profética

No obstante otra razón por la que los Cristianos creen que Dios es el autor final de la Biblia son las profecías encontradas en ella. Este aspecto es único para las religiones del mundo porque si uno predice que algo ocurrirá y no sucede, se demuestra que es falso. La Biblia está llena literalmente de profecías detalladas que se han cumplido con una exactitud del 100 %. Aquí hay una lista de 85 profecías Mesiánicas (haga clic aquí para una lista más completa) junto con su cumplimiento a través de la vida, ministerio, muerte y resurrección de Jesús:

# Escritura Profética Tema Cumplido
1 Génesis 3:15 La simiente de una mujer Gálatas 4:4
2 Génesis 12:3, Génesis 22:18 descendiente de Abraham Mateo 1:1, Hechos 3:25
3 Génesis 17:19, Génesis 22:12 descendiente de Isaac Lucas 3:34, Lucas 3:23-24
4 Génesis 28:14, Números 24:17 descendiente de Jacob Mateo 1:2, Lucas 3:23-24
5 Génesis 49:10 De la tribu de Judá Lucas 3:23-24, Lucas 3:33
6 Isaías 9:6,11:1-5, Jeremías 23:5-6 descendiente de David Mateo 1:1, Lucas 3:23-24
7 Isaías 11:1 descendiente de Isaí Lucas 3:23-24
8 Ezequiel 37:24 Pastoreará a su pueblo Mateo 2:6
9 Isaías 9:7 Heredero del trono de David Lucas 1:32,33
10 Miqueas 5:2 Su preexistencia Colosenses 1:17
11 Isaías 9:6, Miqueas 5:1 existencia eterna Juan 8:58, 11, 14, Efe. 1:3-14, Col. 1:15-19
12 Salmo 45:6-7; 102:25-27 Ungido y eterno Hebreos 1:8-12
13 Salmo 110:1 Señor designado Mateo 22:43-45
14 Isaías 33:22 Juez Juan 5:30
15 Salmo 2:6 Rey Mateo 27:37
16 Miqueas 5:2 Nacido en Belén Mateo 2:1, Lucas 2:4-5, 7
17 Daniel 9:25 Tiempo para Su nacimiento Mateo 2:1, 16, 19, Lucas 2:1-2
18 Isaías 7:14 Nacerá de una virgen Mateo 1:18, 24, 25, Lucas 1:26-27, 30-31
19 salmo 72:9 Adorado por pastores Lucas 2:8-15
20 Salmo 72:10 Honrado por grandes reyes Mateo 2:1-11
21 Jeremías 31:15 La matanza de niños Mateo 2:16-18
22 Oseas 11:1 Escapa para Egipto Mateo 2:14-15
23 Isaías 40:3-5 El camino preparado Mateo 3:3-6, Lucas 3:1,2
24 Malaquías 3:1 Precedido por un precursor Lucas 7:24, 27
25 Malaquías 4:5-6 Precedido por Elías Mateo 11:13-14
26 Salmo 2:7, Proverbios 30:4 Declarado Hijo de Dios Mateo 3:17, Lucas 1:32
27 Isaías 9:5-6, Jeremías 23:5-6 El nombre de Dios aplicado a él. Romanos 10:9, Filipenses 2:9-11
28 Isaías 11:2, 61:1, Salmo 45:8 La unción de Espíritu Santo Mateo 3:16, 17, Juan 3:34, Hechos 10:38
29 Isaías 9:1-2 El ministerio Galileo Mateo 4:13-16
30 Salmos 78:2-4 Habla en parábolas Mateo 13:34-35
31 Isaías 56:7, Jeremías 7:11 El templo se convierte en una casa de mercancía en lugar de oración. Mateo 21:13
32 Salmo 69:9 El celo de Judíos por el templo en lugar de Dios. Juan 2:17
33 Deuteronomio 18:15, 18 Un profeta. Mateo 21:11, Hechos 3:20, 22
34 Isaías 29:18, Isaías 35:5-6 Ciego, sordo, y cojo son sanados por el Mesías. Lucas 7:22, Mateo 9:35, 11:3-5
35 Isaías 40:11, 42:2-3, Isaías 53:7 El Mesías será manso y humilde. Mateo 12:18-20, Mateo 11:29, Hebreos 4:15
36 Isaías 53:9 Ser pecado y sin culpa. 1 Pedro 2:22
37 Isaías 42:1, Isaías 49:1 Ministrará a los Gentiles. Mateo 12:18-21, Lucas 2:32
38 Isaías 61:1-2 Vendará a los quebrantados de corazón. Lucas 4:18-19
39 Isaías 53:12, Isaías 59:16 Intercederá por las personas Romanos 8:34, Hebreos 7:25
40 Isaías 53:3, 8:14, 28:16, 63:3, Salmo 69:6, 118:22 Rechazado por Su propio pueblo, los Judíos. Juan 1:11, 7:5,48, Lucas 23:18, Hechos 4:11, 1 Pedro 2:6-8
41 Salmos 118:22 Rechazado por los líderes Judíos Mateo 21:42, Juan 7:48
42 Salmos 2:1-2 Complotado por Judíos y gentiles por igual. Hechos 4:27
43 Salmos 110:4 Sacerdote de la orden de Mequisedec Hebreos 5:5-6
44 Zacarías 9:9 Entra en Jerusalén en burro Marcos 11:7, 9, 11, Lucas 19:35-37
45 Hageo 2:7-9, Malaquías 3:1 Entra en el templo con autoridad. Mateo 21:12, Lucas 2:27-38
46 Salmo 8:2 Adorado por infantes. Mateo 21:15-16
47 Isaías 53:1 No creído. Juan12:37-38
48 Zacarías 13:7 Las ovejas del Pastor dispersados. Mateo 26:31, Marcos 14:50
49 Salmos 41:9, 55:13-15 Traicionado por un amigo íntimo. Mateo 10:4, Lucas 22:47-48
50 Zacarías 11:12 Traicionado por treinta piezas de plata. Mateo 26:14-15
51 Zacarías 11:13 El dinero de la traición se usó para comprar el campo del alfarero. Mateo 27:6-7
52 Salmos 35:11 Acusado por testigos falsos. Marcos 14:57-58
53 Isaías 53:7 Silencioso ante las acusaciones. Mateo 27:12, Marcos 15:4-5
54 Isaías 50:6 Escupido. Mateo 26:67, 27:30
55 Isaías 50:6 Golpeado. Mateo 26:67, 27:26, 30
56 Miqueas 4:14 Golpeado en la mejilla. Mateo 27:30
57 Isaías 49:7, Salmo 35:19, Salmos 69:4 Odiado sin razón. Juan 7:48, 15:24-25
58 Isaías 53:5 Herido y amoratado. Mateo 27:26
59 Isaías 53:5 Sacrificio vicario. Juan 1:29, 3:16, Romanos 5:6, 8
60 Daniel 9:24-26 cortado, pero no por si mismo. Mateo 2:1, Lucas 3:1, 23
61 Isaías 53:12 Crucificado con malhechores. Mateo 27:38, Marcos 15:27-28
62 Zacarías 12:10, Salmos 22:16 Las manos y pies perforados. Lucas 23:33, Juan 20:25-27
63 Salmos 22:7-8 Despreciado y burlado. Mateo 27:31, Lucas 23:35
64 Salmos 109:24, 25 Caída bajo la cruz. Lucas 23:26
65 Salmos 69:9 Fue reprochado. Romanos 15:3
66 Salmos 38:11 Los amigos se mantuvieron lejos completamente. Lucas 23:49
67 Salmos 109:25 Las personas sacudieron sus cabezas. Mateo 27:39
68 Salmos 22:17 Se le quedaron mirando. Lucas 23:35
69 Salmos 22:16, 69:21 Se le dio vinagre para su sed. Mateo 27:34, Juan 19:28-29
70 Salmos 109:4, Isaías 53:12 Oración por Sus enemigos. Lucas 23:34
71 Salmos 22:17-18 Los soldados echaron suertes por Su ropa. Mateo 27:35-36, Juan 19:23, 24
72 Salmos 22:1 Abandonado por Dios. Mateo 27:46
73 Salmos 31:5 Se comprometió para Dios. Lucas 23:46
74 Éxodo 12:46 Salmos 34:20 Ninguno de los huesos fue quebrado. Juan 19:32, 33, 36
75 Salmos 22:14 El corazón quebrado. Juan19:34
76 Zacarías 12:10 Su costado perforado. Juan 19:34
77 Amós 8:9 Oscuridad sobre la tierra. Mateo 27:45
78 Isaías 53:9 Enterrado con los ricos. Mateo 27:57-60
79 Salmo 3:5, 16:10, 49:15 Sería resucitado. Marcos 16:6-7, Hechos 2:31
80 Isaías 44:3, Joel 2:28 Enviado el Espíritu Santo. Juan 20:22, Hechos 2:16-17
81 Isaías 55:3-4, Jeremías 31:31 Establece un Nuevo Pacto. Mateo 26:28, Lucas 22:20, Hebreos 8:6-10
82 Salmos 68:18, Salmos 110:1 Su ascensión a la diestra de Dios Marcos 16:19, Hechos 1:9, 1 Corintios 15:4, Efesios 4:8, Hebreos 1:3
83 Salmos 29:11, Miqueas 4:3 La paz proclamada por los discípulos Lucas 2:14, Juan 14:27, Hechos 10:36
84 Isaías 60:3 "Luz" para los Gentiles Hechos 13:47,48
85 Isaías 11:10, 42:1, 49:1-12 Los Gentiles buscarán al Mesías Romanos 11:25, 15:10

Aunque algunas de estas profecías son ambiguas y pudieron haberse cumplido deliberadamente, muchas son muy específicas: 16. El lugar de nacimiento (Miqueas 5:2). 17. La fecha de nacimiento (Daniel 9:25). 18. La manera de su nacimiento (Isaías 7:14). 62. La manera de su muerte (Zacarías 12:10; Salmo 22:16 profetizó antes de la invención de la crucifixión). 76. La perforación en un costado (Zacarías 12:10). 78. La sepultura (Isaías 53:9).

La Biblia formuló varias profecías de la completa destrucción de ciudades. Muchas de las ciudades se dijo que serían reconstruidas y de algunas otras se dijo que nunca serían reconstruidas - La Biblia es 100 % precisa en ambas categorías como la arqueología lo demuestra. Un ejemplo asombroso es la ciudad de Tiro. Ezequiel 26:3-5,7,12,14 y 16 (17) predicen:

  1. Nabucodonosor tomará la ciudad.
  2. Otras naciones participarán del cumplimiento.
  3. La ciudad será achatada como la parte superior de una roca.
  4. Debe convertirse en un lugar para esparcir redes.
  5. Sus piedras y su madera deben ser colocadas en el mar.
  6. La vieja ciudad de Tiro nunca será reconstruida.

La historia registra que Nabucodonosor tomó la ciudad pero el pueblo escapó a una isla. Después Alejandro el Grande capturó la Isla de la costa tomando los escombros de las viejas ciudades y los echó en el mar haciendo un puente de tierra (esto causó que la antigua ciudad se vea plana como una roca debido al raspado del material). La antigua ciudad es ahora un lugar para pescadores pero ninguna ciudad ha sido plantada allí si bien hay un excelente abastecimiento de agua para sostener a una ciudad mayor (urbe).

Otro aspecto interesante de la profecía Bíblica son las profecías del Nuevo Testamento concernientes a los últimos días. Juan, Zacarías, y otros tuvieron profecías y visiones del futuro que trataron de describirlas con las palabras disponibles para ellos en aquel entonces. La cosa asombrosa es que tan precisas son las profecías de la manera como es el mundo hoy. No había manera de cómo pudieron haber sabido dos mil años atrás como serían las condiciones del mundo tal como están ahora. Por ejemplo, en Apocalipsis 9:13-19 (18) Juan describe a un ejército de doscientos millones de soldados que cruzarán el río Eufrates del este. En aquel entonces no hubo aún doscientas millones de personas en la tierra y mucho menos en un ejército. Hoy China presume de tener un ejército de doscientos millones de soldados. Juan describe a este ejército como montando caballos con pecheras y de los cuales despiden de sus bocas fuego, humo, y azufre. Tenían poder en sus colas y eran usadas para matar a una tercera parte del género humano. Suena como que Juan estuviera describiendo la guerra moderna con tanques. Él los llamó caballos porque ese fue el único modo de transporte de entonces. Juan describió en el capítulo 13 de Apocalipsis un solo gobierno mundial que tendría un sistema de dinero sin efectivo que operaba con una marca en la mano de cada persona o en cada frente. Hoy tenemos escáneres en nuestras tiendas de comestibles que pronto se desharán del uso de dinero. Esto reducirá el crimen considerablemente y así será aceptado fácilmente por un mundo en desesperada necesidad de seguridad. Ahora mismo usamos tarjetas de débito pues éstos determinan el tipo de transacciones, pero un implante invisible debajo de la piel con nuestro número de seguridad social en un código de barras trabajará mejor porque será más accesible y se deshará del problema de perder nuestros débitos y tarjetas de créditos, sin mencionar el problema del robo de la tarjeta de crédito que será descartado por este nuevo sistema. Nuestra tecnología está lista para esto y no obstante nosotros debemos preguntarnos, "¿Cómo lo supo Juan?” Zacarías 14:12-16 (19) describe una batalla que Dios usará para juzgar a las naciones (compare con Apocalipsis 19:17-21 (20)). Él describe la "plaga" así: "Su carne se pudrirá mientras todavía estén parados sobre sus pies, sus ojos se pudrirán en sus cuencas, y sus lenguas se pudrirán en sus bocas". Esto suena sangriento pero no podemos librarnos de las similitudes con la destrucción de personas por el armamento nuclear y la lluvia radiactiva. ¿Cómo lo supo Zacarías? No había nada comparable a esto en absoluto en su día. La explicación más probable es que Dios, que puede ver el futuro, se le reveló, y de este modo verificando la Biblia.

Permítame mencionar otra profecía. La existencia de la nación de Israel es fenomenal. A todo lo largo de la Biblia Dios dijo que él traería a Su pueblo de regreso a su herencia. Poco antes de la destrucción total y exilio de Israel en 70 DC Pablo escribió que eventualmente en el fin de tiempo "todo Israel sería salvo”, queriendo decir que ellos vendrían a Cristo (Romanos 11). Dios no ha acabado con Israel. Aunque Israel, como una nación, se ha probado a sí misma continuamente ser malvada, Dios no ha terminado con el pueblo Judío, "pues los dones de Dios y Su llamado son irrevocables" (Romanos 11:29). Mire la historia de Israel. Empezaron de un nómada errante llamado Abraham que nunca poseyó un solo pedazo de tierra excepto una parcela para su entierro. Crecieron en números como esclavos en Egipto (en cierta forma no entremezclándose con las otras razas de esa tierra). Después de ser esclavos por 400 años ellos de alguna manera dejaron Egipto y realmente conquistaron las naciones viviendo en Palestina a pesar de que ellos no estaban adiestrados en la guerra. La mitad de la nación fue destruida y deportada durante el gobierno del imperio mundial de Asiria (722 A.C.). La otra mitad fue destruida y deportada durante el gobierno babilónico (586 A.C.). Regresaron bajo el gobierno Persa de alguna manera no perdiendo su identidad durante el exilio y la dominación forzada. Los Griegos trataron de aniquilar su identidad por la integración forzada; cualquiera que se ponía en su camino era asesinado. Después de los Griegos, los Romanos los subyugaron y eventualmente destruyeron el templo y expulsaron a todos los Judíos de su tierra natal (70 A.C. y siguientes). Por los siguientes 1900 años vagaron por la tierra como nómadas bajo la constante persecución (esto fue profetizado en Oseas 3:4-5 (21)). Los musulmanes matarían y disgregarían sus grupos. Los así llamados Cristianos los obligarían a repudiar sus creencias o ser asesinados. Su dinero constantemente estaba confiscado. Todo esto condujo hasta la atrocidad de Hitler que exterminó a seis millones de Judíos. El prejuicio antisemítico todavía prolifera hoy. Todo el mundo del Oriente Medio no quiere nada más en la vida que ver la aniquilación total de los Judíos. La Guerra de los Seis Días fue una victoria increíble para Israel en contra de todo el mundo árabe porque todas las probabilidades estaban en contra de ellos. ¿Cómo podemos dar razón a la existencia de Israel? ¿Cómo podemos dar razón del odio extendido hacia Israel a lo largo de la historia a menos que haya un mal sobrenatural que controla su oposición? La supervivencia de Israel y el hecho de que ellos están de regreso en su tierra natal después de que 1900 años deberían al menos causar que nosotros consideremos los pretensiones de la Biblia.

atrás

La Supervivencia Ante la Persecusión

Un indicador final de la confiabilidad de la Biblia proviene de los extremos a los cuales los discípulos de Jesús tuvieron que pasar para proclamar el evangelio. A pesar de la persecución extrema, las personas estaban dispuestas a morir por Jesús, quien predijo la persecución de la Iglesia:

"Luego os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis odiados por todas las naciones a causa de Mi nombre". (Mateo 24:9)

Un ejemplo del cumplimiento de esta profecía llegó en las manos (y escrituras) de Plinio el Joven como gobernador de Ponto/Bitinia desde el 111-113 D.C. Él le escribió al Emperador Trajano concerniente a la Iglesia Cristiana primitiva, sobre su devoción a Cristo, y de cómo él los persiguió, los torturó, y los asesinó:

"Ellos afirmaron, sin embargo, que la suma y sustancia de su falta o error había sido que estaban acostumbrados a encontrarse en un día dado antes de amanecer y cantar receptivamente un himno para Cristo como a un dios ... Consecuentemente, juzgué aun más necesario para descubrir cuál era la verdad a través de torturar a dos mujeres esclavas que fueron llamadas diaconisas. Pero no descubrí nada más sino una superstición depravada, excesiva.... Entretanto, en el caso de aquellos que fueron denunciados por mí como Cristianos, he observado el siguiente procedimiento: Interrogué a estos en lo que se refiere a si eran cristianos; aquellos que confesaron serlo yo los interrogué una segunda y una tercera vez, amenazándolos con el castigo; aquellos que persistieron (en su confesión) ordené su ejecución. Pues no tuve dude que, lo que fuere la naturaleza de su credo, su testarudez y la obstinación inflexibles seguramente merecen ser castigadas". (22)

Plinio fácilmente admite que "me fueron denunciados como Cristianos" ("y os entregarán a tribulación) y ejecutados ("y os matarán") simplemente por "la naturaleza de su credo" (“a causa de mi nombre”). Éste es un cumplimiento escalofriante de la profecía, que testifica que los primeros Cristianos supieron la verdad del evangelio y que estaban dispuestos a morir por ella.

Traducido por Mario A. Olcese

atrás



Referencias

  1. Warwick Montgomery, Juan. 1978. La Fe Fundada en el Hecho. Nashville: Thomas Nelson, p. 120.
  2. Ross, H. 1995. El Creador y el Cosmos, NavPress Publishing, Colorado Springs, CO.
  3. Shelly, Rubel. 1990. Dispóngase A Contestar. Grand Rapids: Baker book House, p 92.
  4. Toda Sagrada Escritura está inspirada por Dios y provechosa para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia; para que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. (2 Timoteo 3:16)
  5. "Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido" (Mateo 5:18).
  6. Shelly, Rubel. 1990. Dispóngase A Contestar. Grand Rapids: Baker Book House, p 103.
  7. Ibid., p 110.
  8. Flavio Josefo Antigüedades Judáicas 20.9.1
  9. Mateo 12:24, Marcos 3:22, Lucas 11:15, Flavio Josefo Antigüedades Judáicas 18:63, Talmud P. Ta'an. 65b, y el Sanedrín 3a
  10. Cornelio Tácito Anales 15.44 de Tech Classics Archive traducido por Alfred John Church y William Jackson Brodribb
  11. Otto Betz. 1968. ¿Qué Sabemos acerca de Jesús?, SCM Press, página 9.
  12. La Enciclopedia Británica (Artículo sobre "Jesús")
  13. H. G. Wells, El Contorno de la Historia.
  14. Bruins, H.J. y J. Van der Plicht. 1996. El enigma del Éxodo. Naturaleza 382: 213-214.
  15. Friedrich, W.L., P. Wagner, y H. Tauber. 1990. Tera y el Mundo Ageano III Fundación Tera, Londres, UK. Kuniholm, P.I., B. Kromer, S.W. Manning, M. Newton, C.E. Latini, y M.J. Bruce. 1996. Los anillos del árbol Anatoliano y la cronología absoluta del mediterráneo del este, 2220-718 AC. Naturaleza 381: 780-783. Renfrew, C. 1996. Los reyes, los anillos del árbol y el viejo mundo. Naturaleza 381: 733-734.
  16. Shelly, Rubel. 1990. Dispóngase A Contestar. Grand Rapids: Baker Books House, p 114.
  17. "Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo estoy contra ti, oh Tiro, y haré subir contra ti muchas naciones, como el mar hace subir sus olas. Y demolerán los muros de Tiro, y derribarán sus torres; y barreré de ella hasta su polvo, y la dejaré como una peña lisa. Tendedero de redes será en medio del mar, porque yo he hablado, dice Jehová el Señor; y será saqueada por las naciones…Porque así ha dicho Jehová el Señor: He aquí que del norte traigo yo contra Tiro a Nabucodonosor rey de Babilonia, rey de reyes, con caballos y carros y jinetes, y tropas y mucho pueblo...Y robarán tus riquezas y saquearán tus mercaderías; arruinarán tus muros, y tus casas preciosas destruirán; y pondrán tus piedras y tu madera y tu polvo en medio de las aguas…Y te pondré como una peña lisa; tendedero de redes serás, y nunca más serás edificada; porque yo Jehová he hablado, dice Jehová el Señor...Entonces todos los príncipes del mar descenderán de sus tronos, y se quitarán sus mantos, y desnudarán sus ropas bordadas; de espanto se vestirán, se sentarán sobre la tierra, y temblarán a cada momento, y estarán atónitos sobre ti (Ezequiel 26:3-5,7,12,14,16).
  18. "El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios,diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Eufrates. Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número. Así vi en visión los caballos y a sus jinetes, los cuales tenían corazas de fuego, de zafiro y de azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre. Por estas tres plagas fue muerta la tercera parte de los hombres; por el fuego, el humo y el azufre que salían de su boca. Pues el poder de los caballos estaba en su boca y en sus colas; porque sus colas, semejantes a serpientes, tenían cabezas, y con ellas dañaban”. (Revelación 9:13-19)
  19. "Y esta será la plaga con que herirá Jehová a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén: la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca.Y acontecerá en aquel día que habrá entre ellos gran pánico enviado por Jehová; y trabará cada uno de la mano de su compañero, y levantará su mano contra la mano de su compañero.Y Judá también peleará en Jerusalén. Y serán reunidas las riquezas de todas las naciones de alrededor: oro y plata, y ropas de vestir, en gran abundancia.Así también será la plaga de los caballos, de los mulos, de los camellos, de los asnos, y de todas las bestias que estuvieren en aquellos campamentos. Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para adorar al Rey, a Jehová de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos. (Zacarías 14:12-16)
  20. Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios, para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes. Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército. Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos. (Revelación 19:17-21)
  21. Porque muchos días estarán los hijos de Israel sin rey, sin príncipe, sin sacrificio, sin estatua, sin efod y sin terafines. Después volverán los hijos de Israel, y buscarán a Jehová su Dios, y a David su rey; y temerán a Jehová y a su bondad en el fin de los días. (Oseas 3:4-5).
  22. Plinio, Cartas 10.96-97.

http://godandscience.org/apologetics/bibletru-es.html
Ultima actualización Noviembre 30, 2005

 

Rich's Blog