100 % Convencido Vs.100 % Comprometido
por Rich Deem

La gente dirá frecuentemente que ellos no pueden aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador hasta que estén 100% convencidos o seguros de que Él es quién dijo que es o que la Biblia es verdadera. Este nivel de prueba no es posible en el universo y es irrazonable. Aun en la ciencia, el nivel estándar de prueba es 95%. Requerir que uno esté 100% seguro de la confiabilidad de la Biblia es simplemente una excusa para la incredulidad.

Hay una diferencia entre estar 100% convencido de que toda la Biblia es verdad y estar 100% comprometido1 a Jesús sobre la base en lo que sabemos es verdad. No podemos saber con 100% de certeza que toda la Biblia es verdad, especialmente desde que hay muchas profecías que aún no han sido cumplidas. Sin embargo, por lo que sabemos que es verdad, podemos hacer un compromiso al 100%. Hacemos esto todos los días en nuestras vidas en muchas áreas. Por ejemplo, la mayoría de nosotros viajamos a nuestro lugar de trabajo. Yo viajo por Vanpool y entro en la Van estando comprometido cinco días a la semana para ir a trabajar, aunque no sé con 100% de certeza de que llegaré allá. La cosa importante es estar 100% comprometido a Jesús.

Es la voluntad de Dios que cada uno crea en Sus promesas y en Su palabra.2 Si usted ora a Dios para aumentar su fe y creencia, Él lo hará,3 ya que Él desea su completa confianza4 en Él. Pídale a Jesús que lo ayude con su incredulidad.

El Espíritu Santo nos da un tremendo testimonio de que nuestra fe en el evangelio es verdad5 y que nos hemos convertido en hijos de Dios.6 Antes de que me convirtiera en Cristiano el Espíritu Santo no estaba en mi vida, aunque ocasionalmente me volvía conciente de que no estaba en la voluntad de Dios. Sin embargo, cuando yo acepté a Jesús como Señor y Salvador, el Espíritu Santo comenzó a convencerme de los cambios que yo debía hacer en mi vida. Cuanto más yo he seguido las indicaciones del Espíritu Santo, Él más me ha revelado, y más conozco su voz. Cada discípulo de Jesucristo está habitado por el Espíritu Santo.7 Sin embargo, si usted no siente el Espíritu Santo en su vida, lo animo a orar para que sea lleno con el Espíritu.8

Traducido por Mario A. Olcese


ReferenciasTop of page

  1. %quot;Y habiendo predicado la palabra en Perge, descendieron a Atalia. De allí navegaron a Antioquía, desde donde habían sido encomendados a la gracia de Dios para la obra que habían cumplido%quot; (Hechos 14:25).
  2. %quot;Y después de mucha discusión, Pedro se levantó y les dijo: Varones hermanos, vosotros sabéis cómo ya hace algún tiempo que Dios escogió que los gentiles oyesen por mi boca la palabra del evangelio y creyesen%quot; (Hechos 15:7).
    %quot;Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes%quot; (1 Tesalonicenses 2:13).
  3. %quot;Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye%quot; (1 Juan 5:14).
  4. %quot;Porque Jehová será tu confianza, y él preservará tu pie de quedar preso%quot; (Proverbios 3:26) %quot;Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro%quot; (Hebreos 4:16)
  5. %quot;pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros. Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo%quot;(1 Tesalonicenses 1:5-6)
  6. %quot;Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros. En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu%quot; (1 Juan. 4:12-13).
    %quot;El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios%quot; (Romanos 8:16).
  7. %quot;El Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros%quot; (Juan 14:17).
    %quot;Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros%quot; (Romanos 8:11).
    %quot;¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?%quot; (1 Corintios 3:16).
    %quot;¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?%quot; (1 Corintios 6:19).
    %quot;Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios, el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones%quot; (2 Corintios 1:21-22).
    %quot;Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros%quot; (2 Timoteo 1:14).
    %quot;¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?" (Santiago 4:5).
  8. %quot;No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu%quot; (Efesios 5:18).

http://godandscience.org/apologetics/convinced-es.html
Ăšltima Modificación 07 Junio 2006

 

Rich's Blog