Realmente no Murió Jesús en una Cruz?
por Rich Deem

Introducción

La resurrección de Jesucristo es algo que no se puede explicar en un mundo que opera solamente a través de procesos naturalistas. Por esta razón, los escépticos han usado diferentes explicaciones para tratar de ocuparse de la resurrección de Jesús. Una semejante teoría es que Jesús realmente no murió en la cruz, sino que simplemente se desmayó. Esta página examinará este asunto a partir de la evidencia histórica/médica disponible.

Cuál es la Evidencia?

El Nuevo Testamento provee una descripción de los acontecimientos que rodearon la crucifixión de Jesús. El primer acontecimiento que afecta a la pregunta de la muerte de Jesús fue el azotamiento que ocurrió antes de Su crucifixión. El Azotamiento ocurrió como un castigo romano preliminar en todas las instancias de la crucifixión.1 Un látigo pequeño compuesto de algunas correas de cuero sueltas o trenzadas unidas a pelotas de hierro pequeñas o a afilados trozos de huesos de ovejas fue usado principalmente en fustigar.2 La severidad del azotamiento dependía de los individuos que hacían el azotamiento. Su intención fue quitar fuerza a la víctima para un estado casi de colapso o de muerte.3 La Biblia señala que Jesús fue azotado, aunque el grado al cual él fue castigado no es detallado.4 Sin Embargo, una profecía de Isaías señala que "su apariencia fue estropeada más que cualquier hombre".5 Una particularmente descripción médica gráfica de azotamiento romano ocurre en un artículo de JAMA.6

"Mientras los soldados romanos repetidamente golpeaban la espalda de la víctima con extremada fuerza, las pelotas de hierro causarían contusiones profundas, y las correas de cuero y los huesos de ovejas harían un corte en la piel y en los tejidos subcutáneos.7 Luego, mientras el azotamiento continuaba, las laceraciones se desgarrarían en los músculos esqueléticos subyacentes y produciría listones de carne sangrantes.2,7,25 El dolor y la pérdida de sangre generalmente provocan las condiciones para el shock circulatorio.12 La extensión de la pérdida de sangre bien pudo haber determinado cuánto tiempo la víctima sobreviviría en la cruz.8"

La ley judía limitó el número de látigos a 39,2 aunque no es sabido si los romanos habrían acatado la ley religiosa judía. Sin embargo, los textos bíblicos señalan que los soldados asignados para azotar a Jesús disfrutaron burlándose de Él y torturándole. Hicieron una corona de espinas, se la pusieron en Su cabeza y fingieron aclamarlo como rey.7 Ellos continuaron pegándole y escupiéndole hasta que fue llevado de vuelta a Poncio Pilato.8 Tal comportamiento indica que el azotamiento de Jesús fue probablemente en particular rudo. La evidencia adicional de la severidad del castigo preliminar podría verse en la incapacidad de Jesús para llevar Su larguero (que fue una costumbre3, 9) del Pretorio al sitio de la crucifixión10.

La Crucifixión de Jesús

Los detalles de los registros de los evangelios de la crucifixión de Jesús encajan con aquellos encontrados en las escrituras seculares. Por ejemplo, una señal en la cual el nombre y el crimen del hombre condenado fueron exhibidos fue colocado por encima de la cabeza del hombre.9,11 Los evangelios describen el señal de Jesús, la cual decía, "Jesús el Nazareno, el Rey de los judíos".12 A los líderes religiosos no les gustó la señal y sugirieron que sea cambiado por "Él dijo: Yo soy Rey de los judíos".13 Según la Ley, la víctima recibía una bebida amarga de vino mezclado con mirra (hiel),3,14 que es mencionada en los registros de los evangelios.15 El hombre condenado estaba ya sea atado o clavado al larguero, con clavos como el método preferido del Romanos.3,9 Los evangelios describen a Jesús estando clavado en la cruz.16 Los solados romanos podría apurar muerte de víctimas de crucifixión quebrantando las piernas debajo de las rodillas.3,9 Esta técnica estaba descrita para los dos ladrones que estaban crucificados con Jesús.17 Para asegurarse que Jesús estaba muerto, los soldados tomaron una lanza y perforaron Sus costado.18 Parece probablemente que la mayoría de soldados romanos fueron enseñados a empujar una lanza a través del lado derecho del pecho a través de los pulmones y el corazón - una herida fatal.9

La idea que Jesús justamente se desmayó en la cruz y no murió es médicamente imposible. La muerte por crucifixión ocurrió a través de la asfixia por cansancio excesivo - la víctima eventualmente se sofocó.6 La posición del cuerpo en la cruz dejó los músculos del pecho usados para la respiración en una permanente posición de inhalación. Para exhalar, la víctima tendría que activamente levantar su cuerpo en contra de los clavos que sujetaban sus pies a la cruz. Si Jesús se hubiera desmayado en la cruz, él habría muerto en 10 minutos por sofocación.9 ¿Qué nos dice la Biblia que ocurrió después de que Jesús "se desmayó"? La Biblia dice que después que Jesús había muerto, a José de Arimatea caminó del Gólgota al Pretorio para pedirle a Poncio Pilato por el cuerpo de Jesús.19 Pilato le sorprendió que Jesús estaba ya muerto, así es que él envió a un mensajero al Gólgota para llamar al centurión para preguntarle.20 Después de que el centurión llegó, Pilato determinó que Jesús estaba muerto y le permitió a José tomar el cuerpo.20 La distancia del Pretorio al Gólgota fue 1/3 milla.6 Los viajes necesarios incluyen:

José Gólgota al Pretorio 0.33
Mensajero desde el Pretorio al Gólgota 0.33
Centurión desde el Gólgota al Pretorio 0.33
José desde el Pretorio al Gólgota 0.33
Total 1.33

¡Aun en un paso rápido de 5 millas por hora (un paso muy enérgico ciertamente!) requeriría un mínimo de 16 minutos para completar todos los viajes. Esta vez no incluye ningún tiempo de espera, lo cual es poco realista. José habría tenido que esperar a Pilato para ser llamado, Pilato tendría que esperar e instruir al mensajero, el mensajero tendría que comunicarle la petición al centurión, y el centurión tendría que dar parte a Pilato y ser interrogado por él. De una manera realista, el panorama entero probablemente requirió más de una hora. Jesús habría estado bien muerto antes de ese tiempo si Él sólo se hubiese desmayado.

ConclusiónTop of page

El peso de la prueba histórica que corrobora las historias de los relatos de los evangelios de la crucifixión de Jesucristo trae fuerte testimonio de la exactitud de los textos del Nuevo Testamento. Si los textos son exactos, puede haber poca duda de la que Jesús estaba muerto cuando lo bajaron de la cruz. La idea que él sólo se había desmayado es poco realista. Según un artículo en la Publicación de la Asociación Norteamericana de Médicos:

"Consecuentemente, las interpretaciones basadas en la suposición de que Jesús no murió en la cruz parece estar en conflicto con el conocimiento médico moderno".6

Traducido por Mario A. Olcese


Páginas relacionadas


ReferenciasTop of page

  1. Hengel M: La Crucifixión en el Mundo Antiguo y la Locura del Mensaje de la Cruz, Bowden J (trans). Philadelphia, Fortress Press, 1977, pp. 22-45, 86-90.
  2. Bucklin, R. 1970. Los aspectos médicos y legales del juicio y muerte de Cristo. Sci Law 10:14-26.
    Davis CT. 1965. La Crucifixión de Jesús: La Pasión de Cristo desde un punto de vista medico. Ariz. Med. 22:183-187.
    Barbet P. 1953. Un Doctor en el Calvario: La Pasión de nuestro Señor Jesucristo como es descrita por un cirujano. Earl de Wicklow (trans). Garden City, NY, Doubleday Image Books, pp. 12-18, 37-147, 159-175, 187-208.
  3. Tenney, S.M. 1964. Sobre la muerte por crucifixión. Am. Heart J. 68:286-287.
  4. "Entonces les soltó a Barrabás; y habiendo azotado a Jesús, le entregó para ser crucificado" (Mateo 27:26).
    "Y Pilato, queriendo satisfacer al pueblo, les soltó a Barrabás, y entregó a Jesús, después de azotarle, para que fuese crucificado" (Marcos 15:15).
    "Y después que le hayan azotado, le matarán; mas al tercer día resucitará" (Lucas 18:33).
    "Así que, entonces tomó Pilato a Jesús, y le azotó" (Juan 19:1).
  5. "Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer, y su hermosura más que la de los hijos de los hombres" (Isaías 52:14).
  6. Edwards, W.D., W.J. Gabel, y F.E. Hosmer. 1986. Sobre la Muerte Física de Jesucristo. JAMA 255:1455-1463.
  7. "Y pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una caña en su mano derecha; e hincando la rodilla delante de él, le escarnecían, diciendo: ¡Salve, Rey de los judíos!" (Mateo 27:29).
  8. "Y escupiéndole, tomaban la caña y le golpeaban en la cabeza" (Mateo 27:30).
    "Y le decían: ¡Salve, Rey de los judíos! y le daban de bofetadas" (Juan 19:3).
  9. Barbet, P. 1953. Un Doctor en el Calvario: La Pasión de nuestro Señor Jesucristo como es descrita por un cirujano, Earl de Wicklow (trans). Garden City, NY, Doubleday Image Books, pp 12-18, 37-147, 159-175, 187-208.
    Pfeiffer CF, Vos HF, Rea J (eds). 1975. Wycliffe Bible Encyclopedia. Chicago, Moody Press, pp 149-152, 404-405, 713-723, 1173-1174, 1520- 1523.
  10. "Cuando salían, hallaron a un hombre de Cierne que se llamaba Simón; a éste obligaron a que llevase la cruz" (Mateo 27:32).
  11. Johnson, C.D. 1978. Aspectos Médicos y Cardiológico de la pasión t crucifixión de Jesús, el Cristo. Bol. Assoc. Med. PR. 70:97-102.
  12. "Escribió también Pilato un título, que puso sobre la cruz, el cual decía: JESÚS NAZARENO, REY DE LOS JUDÍOS. Y muchos de los judíos leyeron este título; porque el lugar donde Jesús fue crucificado estaba cerca de la ciudad, y el título estaba escrito en hebreo, en griego y en latín" (Juan 19:19-20).
  13. "Dijeron a Pilato los principales sacerdotes de los judíos: No escribas: Rey de los judíos; sino, que él dijo: Soy Rey de los judíos" (Juan 19:21).
  14. Stroud, W. 1871. Tratado sobre la Causa Física de la muerte Cristo y su Relación a los Principios y Práctica del Cristianismo, ed 2. London, Hamilton & Adams, pp 28-156, 489-494.
  15. "Y le dieron a beber vino mezclado con mirra; mas él no lo tomó" (Marcos 15:23).
  16. "Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré" (Juan 20:25).
    "A éste [Jesús], entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole" (Hechos 2:23).
  17. "Vinieron, pues, los soldados, y quebraron las piernas al primero, y asimismo al otro que había sido crucificado con él" (Juan 19:32).
  18. "Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas. Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua" (Juan 19:33-34).
  19. "Después de todo esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, pero secretamente por miedo de los judíos, rogó a Pilato que le permitiese llevarse el cuerpo de Jesús; y Pilato se lo concedió. Entonces vino, y se llevó el cuerpo de Jesús" (Juan 19:38).
  20. "Pilato se sorprendió de que ya hubiese muerto; y haciendo venir al centurión, le preguntó si ya estaba muerto. E informado por el centurión, dio el cuerpo a José" (Marcos 15:44-45).

http://godandscience.org/apologetics/jesusdidntdie-es.html
Ultima actualización 19 Abril 2006

 

Rich's Blog