¿Nada Extraordinario Acerca de las Enseñanzas de Jesucristo?
por Rich Deem

Las enseñanzas radicales de Jesucristo

Los ateos frecuentemente sostienen que Jesucristo no enseñó nada único que no pueda ser encontrado en las otras religiones del mundo. Sin embargo, la verdad es que el mensaje de Jesús es radicalmente diferente de aquellos de las otras religiones. Esta página examina algunas de las enseñanzas únicas del fundador del Cristianismo.

Rectitud - no sólo acciones

En muchos de Sus sermones, Jesús dijo que la honradez o la rectitud era más que no obrar por nuestros malos deseos. En otras palabras, no es suficiente sólo obrar rectamente—uno debe también pensar rectamente. Desear hacer el mal en tu mente te hace culpable de ese mismo acto ante un Dios santo. Esta es la razón por la cual toda la gente ha pecado y está por debajo del santo estándar de Dios (ver Dios Prueba el Corazón de la Gente). La tabla abajo lista algunos ejemplos de estos principios que Jesús enseñó en Su sermón del Monte de los Olivos. Lo animo a que vea lo que Jesús dijo, y vea si usted está a la altura de los estándares de Dios. Si usted es honesto, podrá darse cuenta de que usted no alcanzará el nivel necesario por su cuenta.

El Mundo dice Jesucristo dice Versículo bíblico
Si alguien hace algo para enfadarlo, está bien responderle con un regaño. Estar molesto y llamar a alguien con nombres puede conducirlo al infierno. Mateo 5:21-221
Está bien mirar a una mujer guapa cuando estás casado en tanto que no actúes en tus deseos. Mirar con lujuria a una mujer te vuelve culpable de adulterio. Mateo 5:27-282
El divorcio está bien si no eres compatible con tu esposa. El divorcio (excepto en el caso de adulterio) hace que tú y tu esposa sean culpables de adulterio. Mateo 5:31-323
Si circunstancias más allá de tu control te previenen de llevar a cabo tus votos, está bien. No hagas votos en absoluto, sino has como has dicho. Mateo 5:33-374
No debes dejar que la gente saque ventaja de ti. No resistas el mal, sino devuelve bien por mal. Mateo 5:38-415
Está bien odiar a las personas que son tus enemigas. Debes amar a todas las personas y orar por aquellas que te odian. Mateo 5:446
Está bien que tu nombre aparezca sobre una placa del hospital o por alguna otra causa meritoria cuando donas dinero. Da en secreto, de modo que nadie sepa lo que has hecho. Mateo 6:1-47
Orar en público es una buena manera de dar testimonio. Oren en secreto a Dios con sinceridad. Mateo 6:5-68
Si la gente te hace cosas malas, está bien que les hagas lo mismo. Perdona a todos los que pecan contra ti. Mateo 6:14-159
¡Come, bebe y alégrate! "Él que muere con más cosas gana." No acumulen cosas sólo porque tienen un dinero adicional. Usa tus recursos para propósitos eternos. Mateo 6:19-2110
Siempre trata de ser rico. El dinero te hará feliz. Una persona no puede servir a Dios y al dinero al mismo tiempo. Haz elecciones que tengan impacto. Mateo 6:2411
Compra hasta que se te caiga. El que tiene más ropas gana. No se preocupen sobre su ropa o su comida, sino confíen en Dios en vuestras necesidades. Mateo 6:25-3312
Si estás preocupado, toma una pequeña píldora y relájate. No se preocupen del mañana. Hay bastante para hacer hoy. Mateo 6:33-3413
Has leído sobre el último chisme sobre esa estrella de cine? No juzguéis a otros. Examinen su propia conducta. Mateo 7:1-514
 

La Regla de Oro

Muchos ateos sostienen que la regla de oro es una parte de prácticamente cada religión, y que fue enseñada por muchos antes de que Jesús naciera. Esto es falso, puesto que "la regla de oro" enseñada en las otras religiones no es la misma de aquella enseñada por Jesús. Aquí está lo que Jesús dijo:

"Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas" (Mateo 7:12, Jesucristo)15

En comparación, aquí está la "regla de oro" dada por Confucio:

Tsze-kung preguntó, diciendo, "Hay una palabra que podría servir como una regla de práctica para la vida de todos?" El Amo dijo, "No es RECIPROCIDAD tal palabra? Lo que no quieres que te hagan a ti, no lo hagas a otros" (El Libro de Analectas 15:24).

Hay una enorme diferencia entre las dos. Confucio meramente la expresa en negativo. No hagas lo que tú no deseas que otros te hagan a ti. Además, Confucio expresó la filosofía en términos de reciprocidad—esperando algo de vuelta como retribución. Sin embargo, Jesús dijo:

"Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos" (Lucas 6:35).

En adición, Jesús expresa la regla en positivo, lo cual es muy diferente. Jesús reconoció el problema con la "regla de oro" que era prevaleciente para ese tiempo. No hacer el mal no es lo mismo que hacer el bien para todos. Siguiendo a la entrega de la regla de oro en su sermón en el Monte de los Olivos, Él hizo la siguiente declaración:

"Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman" (Lucas 6:32).

La verdadera regla de oro requiere que usted ame a todos, incluso a aquellos que le tratan mal o lo usan para su propia ganancia. ¿Es posible amar a todos? Si lo trata de hacer por su propio poder, usted fracasará. Para mayor información sobre cómo usted puede amar a todos, vea El Nuevo Mandamiento que es Antiguo.

El más grande Amor

Jesús enseñó que aquellos que vendrían a ser Sus seguidores serían reconocidos por su amor.16 El amor desborda a través de aquellos que le aman, de tal manera que ellos están deseosos incluso de dar sus vidas para salvar a otros.

"Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos" (Juan 15:13).

ConclusiónTop of page

El mensaje de Jesucristo es único entre todas las religiones del mundo. Esta singularidad es una de las razones principales del porqué yo vine a la fe de Jesús. No es suficiente con obrar rectamente, usted tiene que ser completamente recto. ¿Qué es lo que usted dirá cuando se presente ante la presencia del Dios Santo? Piensa que Él va a tragarse sus excusas? Usted necesita un Salvador, que es la razón por la cual Jesús vino a la tierra. Si usted no ha llegado a la misma conclusión, haga algo más de investigación. Si las pretensiones de Jesús son verdaderas, lo que usted decida hacer con Él es el asunto más importante que usted enfrentará alguna vez.

Traducido por Mario A. Olcese



ReferenciasTop of page

  1. "Oísteis que fue dicho a los antiguos: NO MATARÁS; y cualquiera que matare será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego" (Mateo 5:21-22).
  2. "Oísteis que fue dicho: NO COMETERÁS ADULTERIO. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón" (Mateo 5:27-28)
  3. "También fue dicho: CUALQUIERA QUE REPUDIE A SU MUJER. DÉLE CARTA DE DIVORCIO. Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio" (Mateo 5:31-32).
  4. "Además habéis oído que fue dicho a los antiguos: NO PERJURARÁS, SINO CUMPLIRÁS AL SEÑOR TUS JURAMENTOS Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, PORQUE ES LA CIUDAD DEL GRAN REY. Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede" (Mateo 5:33-37).
  5. "Oísteis que fue dicho: OJO POR OJO, Y DIENTE POR DIENTEO. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos". (Mateo 5:38-41).
  6. "Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: AMAD A VUESTROS ENEMIGOS, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; Pero yo os digo:, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen" (Mateo 5:44).
  7. "Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público".(Mateo 6:1-4)
  8. "Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público" (Mateo 6:5-6).
  9. "Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas" (Mateo 6:14-15).
  10. "No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón" (Mateo 6:19-21).
  11. "Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas" (Mateo 6:24).
  12. "Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas" (Mateo 6:25-33).
  13. "Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal" (Mateo 6:33-34).
  14. "No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano" (Mateo 7:1-5).
  15. "Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos"(Lucas 6:31).
  16. "Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros" (Juan 13:34-35).

http://godandscience.org/apologetics/teachings-es.html
Ultima actualización 15 Abril 2006

 

Rich's Blog