¿Ninguna Prueba para el Éxodo?: El papel potencial de Tera y El Fechado del C14 de la destrucción de Jericó
por Rich Deem

¿Existe alguna evidencia física para el Éxodo descrito en la Biblia? Si usted leyera la prensa popular, usted llegaría a la conclusión de que no sólo no había ninguna evidencia, sino que la evidencia realmente contradijo la arqueología conocida. Un artículo semejante apareció recientemente en la Revista TIME. Las quejas usuales rodean a la falta de evidencia arqueológica de las andanzas de los Hebreos a través del desierto. Sin embargo, las personas nómadas rara vez, si alguna vez, dejan alguna evidencia de su presencia. La Biblia nos dice que a todo lo largo del Éxodo, las personas nunca plantaron cultivos, construyeron ciudades o hicieron cualquier cosa que se esperaría ser encontradas en miles de millas cuadradas de desierto. La Biblia dice que aun su ropa no se desgastó. Las oportunidades de encontrar alguna evidencia física del Éxodo mismo parecen sumamente improbables. Sin embargo, los acontecimientos que rodean el Éxodo (ambos, antes y después) se pueden examinar y fechar.

Desgraciadamente, la evidencia sumamente fuerte para la validez del Éxodo sólo se ha publicado en los periódicos científicos y nunca se ha hecho en la prensa popular. Estos estudios examinaron una de las plagas egipcias (antes del Éxodo) y la destrucción de Jericó (después del Éxodo). Los Drs. Hendrik J. Bruins y Johannes Van der Plicht reportaron en la prestigiosa publicación británica, Naturaleza,1 que la destrucción de Jericó fue fechada para 1580 (± 13 años) A.C. (Usando el fechado del 14C). Esta fecha es significativa, puesto que varios arqueólogos se han aferrado a que Jericó fue destruida por los egipcios entre 1550 y 1300 Antes de Cristo Los estudios recientes desacreditan la teoría egipcia, puesto que la fecha es demasiado vieja.

Lo que es aún más interesante es que los científicos, usando el fechado del 14C y los anillos de los árboles, han encontrado evidencia de una explosión volcánica de la isla Egeana de Tera, que ha sido fechada para 1628 A.C.2 Este colocaría la explosión en 45 años antes de la destrucción de Jericó, en un tiempo en que fortuitamente corresponde al tiempo de las plagas que el Señor desató en Egipto. Revise Éxodo 10:

Jehová dijo a Moisés: “Extiende tu mano hacia el cielo, para que haya tinieblas sobre la tierra de Egipto, tanto que cualquiera las palpe”. Y extendió Moisés su mano hacia el cielo, y hubo densas tinieblas sobre toda la tierra de Egipto, por tres días (Éxodo 10:21-22)

Aun los investigadores hicieron comentarios que la diferencia de 45 años en los acontecimientos eran más bien espectaculares.3

Traducido por Mario A. Olcese



ReferenciasTop of page

  1. Bruins, H.J. y J. Van der Plicht. 1996. El enigma de Éxodo. Naturaleza 382: 213-214.
  2. Renfrew, C. 1996. Reyes, los anillos de árbol y el Viejo Mundo. Naturaleza 381:733-734.
    Kuniholm, P. I., Kromer, B., el Manning, S. W., Newton, M., Latini, C. E., y Bruce, M. J. 1996. Los anillos del árbol Anatoliano y la cronología absoluta del mediterráneo del este, 2220-718 AC Naturaleza 381:780-783.
    Friedrich, W.L., P. Wagner, y H. Tauber. 1990. Tera y el Mundo Egeano III Fundación Tera, Londres, UK.
  3. "Estos promedios, en conjunto, producen 3,356 + / - 18 años BP, 45 años radiocarbono mayores que nuestra destrucción del C14 fechado para MB-IIC Jericó. Esta diferencia de tiempo es más bien espectacular, como si podría calzar el período desértico de 40 años que separa el éxodo de la destrucción de Jericó, mencionada en antiguos textos Hebreos". De la Referencia 1.

http://godandscience.org/apologetics/thera-es.html
Ultima actualización Noviembre 30, 2005

 

Rich's Blog